Alivio natural del dolor articular

La primera línea de tratamiento que un médico puede sugerir para el dolor en las articulaciones generalmente implica el uso de aspirina y medicamentos antiinflamatorios no esteroides. A lo largo de los años, cada vez más personas se están dando cuenta del poder que poseen los ingredientes y tratamientos naturales no solo para tratar el dolor articular, sino también para un número infinito de problemas médicos. Los remedios naturales no solo ayudan a controlar el dolor en las articulaciones, sino que también se obtienen beneficios adicionales del uso de sustancias, como antioxidantes, ácidos grasos y vitaminas.

La protección y reparación del cartílago vital, así como la reducción de la inflamación, son solo algunas de las cosas que un paciente que sufre de dolor articular puede esperar. A continuación, encontrará algunas opciones naturales para aliviar el dolor articular que debe considerar la próxima vez que busque un método alternativo de tratamiento:

1. Antioxidantes

Para reducir el daño tisular y la inflamación que conduce al dolor en las articulaciones, se pueden utilizar vitaminas, como A, C y E, así como el mineral selenio. Tomar una gran cantidad de antioxidantes (especialmente vitamina C) también disminuye las posibilidades de sufrir pérdida de cartílago.

2. Ácidos grasos esenciales

La regulación de la inflamación articular puede tener lugar cuando se tienen en cuenta los ácidos grasos esenciales. Los tipos y la cantidad de grasa que aporta una dieta juegan un papel influyente en la cantidad de dolor e inflamación que uno puede experimentar en sus articulaciones. Se cree que los ácidos grasos omega-3 pueden usarse como una defensa eficaz contra el dolor articular y los síntomas de afecciones, como la artritis reumatoide. Uno puede incluir aceite de prímula, aceite de grosella negra o aceite de semilla de presa en sus dietas para combatir el dolor en las articulaciones.

3. Vitamina D

Cuando el dolor en las articulaciones es causado por la osteoartritis, el paciente puede considerar incorporar un suplemento de vitamina D en su dieta. Numerosos estudios han encontrado que la vitamina desempeña un papel en la ralentización del daño progresivo de la rodilla. Una deficiencia de la vitamina también puede hacer que el cuerpo repare de manera ineficiente los huesos y cartílagos dañados.

4. Glucosamina y condroitina

Para reducir el dolor y la inflamación asociados con el dolor articular, los pacientes pueden usar suplementos de glucosamina y condroitina para regenerar el cartílago. Al buscar un suplemento eficaz, uno debe estar atento a productos que contengan ingredientes, como clorhidrato, yoduro, n-acetilo y sulfato. Las condroitinas están presentes en los tejidos animales (como el cartílago de la carne), pero también vienen como suplementos de sulfato de condroitina que el cuerpo absorbe fácilmente.

5. Enzimas

Cuando se trata de tratar lesiones musculares, la bromelina tiene la reputación de actuar contra la inflamación que causa el dolor articular. Esta enzima en particular está presente en el tallo de la planta de la piña y tiene la capacidad de bloquear los desencadenantes que provocan la inflamación de las articulaciones.

#Alivio #natural #del #dolor #articular

Leave a Comment