Aromaterapia – Medicina fragante de la naturaleza

Todos sabemos cómo nos hacen sentir las fragancias. Algunos aromas nos vuelven eufóricos, otros tienen un efecto más relajante y olores familiares específicos pueden transportarnos al pasado y provocar sentimientos de nostalgia. Los efectos psicológicos y emocionales de la fragancia y la extrema importancia de nuestro sentido del olfato son obvios. Pero, ¿sabías que estas mismas fragancias también se pueden usar para curar tu cuerpo y crear bienestar en tu vida? La aromaterapia es una técnica muy conocida entre los curanderos de todas partes del mundo y de todas las civilizaciones.

¿Qué saben ellos que tú no?

Al igual que con la terapia del color, la curación con sonido, la curación con cristales y la terapia energética, el objetivo de la aromaterapia, dentro del alcance de la curación, es activar los sentidos del cuerpo. El objetivo es eliminar la mente condicionada, lógica y analítica, activando así la maravillosa realidad de “sentir” y experimentar la vida en su forma más empírica y pura. Es en este estado empírico que podemos romper las ilusiones de separación y conectarnos en un nivel más profundo con las energías que nos rodean. El Dr. Richard Gerber, autor de Medicina Vibracional, nos dice que una de las mejores formas en que podemos cambiar los patrones disfuncionales en nuestros cuerpos energéticos es administrando dosis terapéuticas de energía de frecuencia específica. Hacemos esto mediante el uso de hierbas, cristales, sonido y energía, también llamados medicamentos vibratorios.

Es de conocimiento y práctica común que el olor puede afectar los cambios físicos y psicológicos en los seres vivos. Lo experimentamos con regularidad en nuestra vida diaria. Cuando olemos una fragancia, desencadena una emoción o sentimiento inmediato, que nos hace felices, emocionados, tranquilos o incluso nostálgicos. La aromaterapia, practicada a lo largo de miles de años, se remonta a los antiguos egipcios y la cultura védica de la India, donde los extractos de plantas y las plantas medicinales todavía se utilizan ampliamente.

El término Aromaterapia fue acuñado en 1937 por un perfumista y químico francés llamado Rene-Maurice Gatterfosee. La aromaterapia es la ciencia holística de utilizar esencias extraídas naturalmente de plantas para equilibrar, armonizar y promover la salud del cuerpo, la mente y el espíritu. Mediante el uso informado y controlado de los aceites esenciales, podemos lograr la salud física, emocional y el bienestar general. Al igual que con otras prácticas holísticas, la aromaterapia se usa siempre para tratar a la persona “en su totalidad” y no solo el síntoma o la enfermedad. La aplicación de aceites esenciales se menciona históricamente en innumerables ocasiones y en diversas civilizaciones (egipcios, griegos, romanos, etc.) para una variedad de aplicaciones relacionadas con la salud. Hoy en día, existen miles de estudios sobre los aceites esenciales. Sabemos que su eficacia se ve justamente merecida por su composición de moléculas muy pequeñas, que son capaces de penetrar profunda y rápidamente en nuestras células (liberación transdérmica).

El sentido del olfato es el más descuidado de todos los sentidos en los seres humanos. Esto es sorprendente si consideramos que entre el setenta y el setenta y cinco por ciento de lo que percibimos como gusto proviene en realidad de nuestro sentido del olfato. Las neuronas que detectan las moléculas de olor se encuentran en lo profundo de la cavidad nasal, en un parche de células llamado epitelio olfatorio. Para comprender cómo se percibe humanamente el olor, es importante saber por qué el sistema límbico nos permite comportarnos de manera diferente cuando experimentamos diferentes olores. El sistema límbico es un sistema complejo de nervios y redes en el cerebro, que involucra varias áreas cercanas al borde de la corteza, relacionadas con nuestro instinto y estado de ánimo. También controla nuestras emociones más básicas (miedo, placer, ira) e impulsos (hambre, sexo, dominación, cuidado de la descendencia). Un aspecto muy importante del olfato es que las neuronas olfativas constituyen la única vía sensorial, que está en contacto directo con el cerebro. Debido a la estrecha conexión con el centro límbico, los sentimientos y las emociones pueden regularse naturalmente, así como la memoria.

La aplicación y usos de la Aromaterapia en la curación, obedecen a la misma Ley Universal de que todo vibra a frecuencias distintas y específicas. Cada átomo del universo tiene un movimiento vibratorio o periódico específico. La mayoría de las plantas (y animales) usan enzimas para descomponer los componentes moleculares durante sus procesos de vida. Y cada una de estas enzimas tiene una forma cristalina única con una frecuencia vibratoria específica. La frecuencia vibratoria de un aceite refleja la integridad innata de estos elementos y las enzimas intrínsecas incorporadas en su sustancia.

El proceso de uso de la aromaterapia en los tratamientos curativos consiste en aplicar aceites de origen vegetal con la frecuencia adecuada. Por lo tanto, permitir que el cuerpo físico absorba estas vibraciones energéticas y devuelva el cuerpo a un estado de bienestar y equilibrio. Los aceites esenciales no resuenan con las toxinas de nuestro cuerpo; tampoco resuenan con las emociones negativas. Esta incompatibilidad es lo que naturalmente ayuda a eliminar las toxinas y la energía tóxica de nuestros sistemas. La aromaterapia, energéticamente hablando, puede ayudar a desalojar traumas olvidados al hacerlos aflorar en nuestra conciencia. Porque es en un estado de conciencia que podemos enfrentar, lidiar con ellos y dejarlos ir. Las propiedades terapéuticas de este método, crean remedios vibracionales excepcionales, capaces de curar o reequilibrar el cuerpo / mente / alma / espíritu. Los aceites esenciales se pueden usar regularmente en aceites corporales para masajes, lociones y aceites faciales / corporales, baños, inhalación, difusión y en los puntos de energía de su cuerpo.

Es bastante sencillo integrar la aromaterapia en su vida diaria. No es necesario ser un maestro en plantas y hierbas. Elija algunos. Conozca sus propiedades energéticas. Huele cada aceite. Cómo te hacen sentir? Una vez que haya reducido su lista y haya elegido a mano sus favoritos, aquí hay algunas ideas de bricolaje:

  • Coloque unas gotas en un pañuelo de papel y colóquelo en las rejillas de ventilación de su automóvil. Disfrute de la aromaterapia donde quiera que vaya. No es necesario programar más tiempo para disfrutar de los beneficios de los aceites esenciales.

  • Puede mezclar sus aceites favoritos con aceite de coco o jojoba (mis favoritos) y usarlos en lugar de su perfume habitual.

  • Mezcle su aceite esencial en agua destilada. Luego, con una botella de spray, rocíelo como ambientador en la casa. También puede rociarlo sobre sus almohadas y mantas favoritas.

¡Ser creativo! ¡Tú eres único!

#Aromaterapia #Medicina #fragante #naturaleza

Leave a Comment