Chocolate y felicidad: ¿cuál es la conexión?

Hay cientos de sustancias químicas naturales en el chocolate y afectan nuestro cerebro, ya que emiten neurotransmisores. Estos pueden afectar nuestros sentimientos y hacernos sentir felices. Los granos crudos y sin procesar del árbol del cacao son uno de los llamados ‘superalimentos’, por lo que pertenecen a la misma categoría que los humildes floretes de brócoli que muchos niños odian.

Los granos de cacao contienen más antioxidantes potentes que los que se pueden encontrar en el té verde o el vino tinto. Los antioxidantes son, simplemente, compuestos, ya sean artificiales o en este caso, naturales, que actúan para prevenir o retrasar la oxidación y, por lo tanto, ayudan a combatir el proceso de envejecimiento y los radicales libres en el cuerpo, que pueden causar cáncer.

Los investigadores creen que los antioxidantes que se encuentran en los granos de cacao pueden ayudar a reducir los riesgos de un derrame cerebral, disminuir la presión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular, así como prevenir, o al menos retrasar el cáncer de próstata.

El chocolate negro en lugar del chocolate con leche es mejor para nuestra salud porque contiene más granos de cacao que el chocolate blanco. Los investigadores creen que los flavonoides presentes en el chocolate negro estimulan el endotelio (el revestimiento de las arterias), produciendo así óxido nítrico (NO3). Esto, a su vez, transmite mensajes a las arterias, indicándoles que se relajen, reduciendo así la presión arterial.

Una barra de cien gramos de chocolate negro que contiene entre un 70 y un 85% de cacao contiene varios minerales, incluido el selenio, que mejora el estado de ánimo. Tiene el 98% de la dosis diaria recomendada de manganeso, el 67% de la dosis recomendada de hierro, el 58% de la dosis recomendada de magnesio, el 89% de la dosis recomendada de cobre y un enorme 98% de manganeso. También tiene zinc, fósforo y potasio. En otras palabras, ¡el chocolate negro es bueno para nosotros! Otro punto a favor es que contiene menos azúcar que el chocolate con leche.

La cafeína y la teobromina también se encuentran en el chocolate amargo, pero es muy poco probable que las pequeñas cantidades de estos estimulantes lo mantengan despierto por la noche. No se puede comparar comer chocolate amargo con beber café con cafeína.

¿Cuál es la conexión entre el chocolate y la felicidad? Bueno, si nunca ha experimentado la sensación placentera que tiene cuando come chocolate, tal vez debería intentar comer una pequeña cantidad de chocolate negro. ¡La textura suave y el delicioso sabor, junto con la sensación de bienestar que obtienes, probablemente te convertirán en un completo fanático del chocolate!

Para hacerte sentir mejor cuando estás deprimido, ¡no hay nada mejor que el chocolate!

#Chocolate #felicidad #cuál #conexión

Leave a Comment