Combata la bronquitis con remedios caseros cotidianos, antes de que le deprima

La inflamación de los bronquios también se conoce como bronquitis y es incómoda y molesta. A medida que la afección empeora, se desarrolla moco. La hinchazón de los bronquios es la principal causa de bronquitis.

Hay al menos algunas cosas que pueden ayudar a combatir esta espantosa enfermedad:

Beber mucho líquido.

Es muy recomendable que beba mucha agua y se mantenga alejado de líquidos como el café, etc. El jugo de fruta fresca es excelente. Beber muchos líquidos ayudará a diluir la mucosidad, pero tenga en cuenta que el mejor líquido es el agua.

A menudo, es mejor evitar las bebidas frías, ya que pueden constreñir el conducto de aire.

Busque en casa sus remedios de productos cotidianos.

Se dice que el jengibre es un remedio eficaz para los problemas respiratorios, como la bronquitis y los problemas respiratorios. El jengibre se puede tomar de muchas formas diferentes, incluido el té y agregarlo a los jugos, etc. Beber el té varias veces al día puede ofrecer un poco más de alivio. Prueba el jugo de manzana, limón y jengibre, ¡guau, te dejará boquiabierto!

¡Cebollas! sí Las cebollas también son una gran ayuda para la bronquitis. Hacer jugo de cebollas es más efectivo si se toma primero por la mañana. Se sabe que suavizan la flema y posiblemente previenen la acumulación de flema.

Las almendras también son excelentes. Lo mejor es agregar las 7 almendras ‘machacadas’ a su bebida justo antes de irse a la cama.

La ‘hierba de trigo’, las espinacas u otras verduras también son fantásticas. Hacer jugo de estas verduras con zanahoria y apio es lo más sabroso.

Espárragos ! Se cree que es excelente para combatir la bronquitis y el asma. Los espárragos frescos, la remolacha, el apio y las zanahorias también son una excelente combinación de jugos. Puedes agregar otras verduras a tu gusto.

Por último, pero no menos importante, está la vitamina C. Se cree que los antioxidantes ayudan a los pulmones a sufrir daños y posibles degradaciones.

Dejar de fumar.

Sí, eso es correcto, debes DEJAR de fumar. Es un hecho bien conocido que fumar deteriora los pulmones. Esto provoca que los vasos sanguíneos se dañen, lo que hace que sea más difícil absorber el oxígeno. Fumar es malo. El tabaquismo pasivo (inhalar el humo de otras personas) es tan malo como fumar. Por lo tanto, manténgase alejado del humo en general.

Humedezca el aire y su entorno.

Es mejor tener un vaporizador en su habitación cuando duerma por la noche si siente un ataque bronquial o una vía respiratoria restringida. La humedad ayuda a relajar y aliviar la tensión de las membranas de los bronquios y es buena para reducir la tos.

Haga ejercicio con regularidad, ¿tiene que estar bromeando? El ejercicio es bueno para las personas con dificultades respiratorias (en un entorno moderado, por supuesto).

La natación y otras formas de ejercicio regular ligero son buenas para quienes padecen bronquitis y asma. Respire aire fresco. Salga afuera si es posible. El ejercicio matutino es probablemente el mejor, ya que “establece un gran ritmo” en su cuerpo durante el resto del día. Asegúrese de que su postura y respiración también se realicen correctamente al hacer ejercicio.

Practique estos pasos mínimos para ayudar a aliviar algunos de sus síntomas bronquiales. Recuerde que si siente dolor o algo de lo que no está seguro, lo mejor es buscar ayuda de un profesional de la salud de inmediato, PERO, no tenga miedo de probar algo diferente o nuevo.

#Combata #bronquitis #con #remedios #caseros #cotidianos #antes #deprima

Leave a Comment