Combinación perfecta: cuidado quiropráctico y yoga

Beneficios del Yoga

El yoga, que es la forma de ejercicio más antigua, es conocido por sus numerosos beneficios para el fitness y el bienestar. Está comprobado que mejora la vitalidad de la persona que realiza la actividad. Ayuda a la persona a relajarse, aliviando el estrés y la ansiedad; haciendo un impacto notable en la promoción de una buena respiración.

El yoga ayuda a mejorar la flexibilidad de la estructura esquelética de los intérpretes; fortalece el núcleo y los músculos del cuerpo, reduciendo los movimientos vigorosos de los huesos y las articulaciones, lo que permite una mejor movilidad y minimiza las posibilidades de sufrir lesiones físicas.

Atención quiropráctica junto con ejercicio regular

Los quiroprácticos, además de realizar la terapia, también brindan a los pacientes información sobre cómo promover un estilo de vida saludable. Es parte de las preocupaciones que deben abordar. Por eso, a menudo les enseñan a los pacientes qué rutinas de ejercicios particulares pueden realizar incluso en la comodidad de su hogar. Se recomienda que estas rutinas de ejercicios actúen como una ayuda para los ajustes quiroprácticos que se realizan al paciente. Hacer estos ejercicios no solo maximizará el tratamiento, sino que también ayudará a acelerar el proceso de curación del paciente sometido a manipulación quiropráctica.

Combinación perfecta: cuidado quiropráctico y yoga

A medida que aumenta el número de personas que experimentan dolores de espalda, también aumenta la popularidad de los ejercicios de yoga. Esto se debe principalmente a las rutinas menos complejas de Yoga que las personas pueden hacer en cualquier lugar y en todas partes, con o sin tapete.

Los tratamientos de atención quiropráctica y el yoga se complementan bien entre sí, lo que los convierte en la “combinación perfecta” para lograr una curación completa.

Mientras que el Yoga tiene como objetivo mejorar la vitalidad, flexibilidad y movilidad del cuerpo, con rutinas que ayudan a tonificar los músculos que sostienen la estructura esquelética, la ejecución de tratamientos quiroprácticos o manipulación ahora será más fácil gracias a los ejercicios realizados en las partes centrales del cuerpo.

Los quiroprácticos, de acuerdo con esta teoría, recomiendan una serie de posturas que pueden ser beneficiosas para ayudar al cuidado quiropráctico. “Asana”, que literalmente significa “sentarse”, involucra todas las posturas físicas. Estas poses mejoran principalmente la flexibilidad, la movilidad, la fuerza y ​​el equilibrio del artista antes mencionados.

Las populares “Asanas” a continuación pueden calentarlo para posturas más complejas:

  • Vrikshasana
  • Kursiasana
  • Trikonasana
  • Naukasana
  • Bhujangasana
  • Sukhasna
  • Tadasana
  • Adho Mukho Svanasana
  • Paschimottanasana
  • Tanto el cuidado quiropráctico como el yoga pueden ser beneficiosos incluso si se realizan individualmente. La combinación de estos dos sin duda ayudará a ayudar a quienes sufren de dolores de espalda. A lo largo de los años, los profesionales médicos de la salud y el fitness, en su mayoría quiroprácticos y médicos, están utilizando estos dos procesos; reconociendo sus grandes beneficios.

    #Combinación #perfecta #cuidado #quiropráctico #yoga

    Leave a Comment