Cómo controlar los sofocos y durar más tiempo en la cama a partir de entonces

¿Tiene sudores nocturnos o sofocos de los últimos días? Si es así, ¡es posible que se esté acercando a la menopausia!

Los sudores nocturnos y los sofocos se consideran una pesadilla en la vida de todas las mujeres. Se encuentran entre los síntomas más comunes de la menopausia y la premenopausia. En general, la menopausia es una fase particular en la vida de una mujer en la que termina su capacidad reproductiva. La mayoría de las mujeres llegan al período de la menopausia a principios de los cincuenta y finales de los cuarenta, cuando comienzan a pensar en su futuro, dejando atrás su vida sexual.

Síntomas básicos de la menopausia

A continuación se describen algunos síntomas comunes de la menopausia, que incluyen:

• Cambio en el ciclo menstrual
• Sudores nocturnos
• Sueño y fatiga
• Cambios de humor repentinos
• Sequedad vaginal
• Aumento de peso repentino
• Alta presión sanguínea
• Problemas de memoria
• Cambio en la vida sexual

¿Qué son los sofocos?

Los sofocos, también conocidos como sofocos, son una rápida sensación de calor que provocan sudoración nocturna y, además, dificultan el sueño. Su causa precisa aún se desconoce, pero de alguna manera se cree que están relacionados con los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo. Sus síntomas son enrojecimiento de cara y cuello, sudoración nocturna, hormigueo en los dedos, calentamiento intenso de la piel, aumento de los latidos del corazón, etc.

Como prevenirlo

¿Tiene alguna idea de las causas de los sofocos? Estos son algunos de los desencadenantes de sofocos más comunes, que incluyen fumar en exceso, ingesta de alcohol, comer alimentos picantes, consumir cafeína, usar ropa ajustada, tomar estrés innecesario

Afortunadamente, hay varias formas de mantenerlos a raya y tener una noche de sueño sin sudor, como:

Mantenerse fresco – Es importante que mantenga su dormitorio fresco por la noche para evitar sudoración innecesaria y un calentamiento excesivo del cuerpo. Además, puedes hacer uso de ventiladores durante el día y usar ropa de algodón para dormir tranquilo.

Respiración profunda – Según varios institutos de salud, se recomienda que pruebe la respiración profunda, también conocida como respiración de relajación, al menos dos veces al día, lo que ayuda a reducir los sudores nocturnos.

Ejercicios regulares – Los ejercicios ayudan a controlar algunos de los síntomas de la menopausia y ayudan a aliviar el estrés, recuperar la concentración, establecer una actitud positiva hacia la vida y más. Los ejercicios como nadar, yoga, meditación, bailar, andar en bicicleta, caminar son buenas opciones.

Terapia de reemplazamiento de hormonas – Es una forma muy popular y eficaz de tratar la mayoría de los síntomas de la menopausia. Pero antes de pensar en someterse a THS, es decir, terapia de reemplazo hormonal, es importante que hable con su médico sobre sus pros y contras.

#Cómo #controlar #los #sofocos #durar #más #tiempo #cama #partir #entonces

Leave a Comment