Consejos de seguridad en el fútbol para niños

Seamos realistas: en Estados Unidos, el fútbol es el rey. Es el pegamento social que mantiene unidas a innumerables comunidades, grupos de amigos e incluso familias enteras, con millones de personas reunidas en las gradas y alrededor de las pantallas de televisión anualmente para compartir la emoción de un gran juego. En algunos pueblos, no sería una sorpresa que un niño hiciera su primer pase antes de aprender a caminar. En el campo, en casa o en el bar, el fútbol reina de forma suprema.

Cada año, miles de niños se preparan para probar de primera mano este pasatiempo nacional. Sin embargo, como deporte de contacto total, no se puede evitar el hecho de que el fútbol puede ser peligroso en cualquier nivel, tanto amateur como profesional. Teniendo esto en cuenta, aquí hay algunas formas en las que puede asegurarse de que la experiencia de su hijo en un equipo de fútbol de la escuela o de un club sea tan positiva y desarrolle el carácter como debería ser.

Equipo adecuado

El primer paso que debe tomar para mantener seguro a su hijo, independientemente de la posición en la que juegue, es invertir en el equipo de protección adecuado. La siguiente lista cubre todo el equipamiento con el que debe equiparse cualquier jugador de fútbol:

Casco con mascarilla y protector bucal: un ajuste adecuado en este departamento es crucial, ya que los cascos y protectores bucales de gran tamaño se pueden quitar fácilmente durante los momentos más difíciles.

Acolchado protector para muslos, hombros y alrededor de las caderas

Tacos: el fútbol es tradicionalmente un deporte para todo tipo de clima, por lo que tener un calzado que se adhiera bien al césped en cualquier condición es importante para prevenir torceduras de tobillos y otras lesiones relacionadas con los pies.

Aparatos ortopédicos para piernas y tobillos: relacionados con el punto anterior, minimizan la gravedad de los resbalones, tropiezos y caídas que se producen en prácticamente todos los juegos.

Preparación

Al igual que con cualquier deporte, los estiramientos adecuados y los ejercicios de calentamiento son vitales para prevenir tensiones y maximizar el atletismo. Una rutina completa puede durar entre 15 y 30 minutos y elevará la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y respiratoria, y aumentará el metabolismo. Los estiramientos deben ser completos, cubriendo no solo las extremidades y las articulaciones, sino también el torso. Recuerde, siempre incluya al menos una carrera corta antes de estirarse para evitar tirar de un músculo, y estírese solo hasta el punto de la incomodidad, no más allá.

Por último, pero no menos importante, asegúrese siempre de que su hijo comprenda las reglas del juego antes de salir al campo. Este es uno de los métodos más sencillos para evitar una lesión y, sin embargo, con demasiada frecuencia se pasa por alto. La buena comunicación entre entrenadores, jugadores y árbitros es una de las mejores garantías para un juego seguro.

#Consejos #seguridad #fútbol #para #niños

Leave a Comment