Cuidado de la piel natural y asequible

La piel suave y sin imperfecciones, ni demasiado seca ni demasiado grasa, ni demasiado arrugada ni arrugada, se asocia con la salud, la belleza y la juventud. La industria de los productos para el cuidado de la piel gana miles de millones de dólares produciendo y vendiendo productos que pretenden mejorar o restaurar la belleza natural y la salud de su piel. Algunos de ellos pueden dar buenos resultados, otros pueden causar más daños. Pero, ¿qué puede hacer para cuidar su piel de forma natural, sin la ayuda de costosas cremas suplementarias y otros productos?

Lo básico: ¿qué causa una piel enferma?

El entorno

Hay varios factores que se combinan para cambiar su piel del ideal suave y saludable. Algunos son ambientales; los más perjudiciales son los rayos ultravioleta del sol. Los detergentes que contienen ciertos sulfatos pueden ser dañinos para la piel, al igual que el humo del cigarrillo. Ciertas condiciones climáticas, como una baja tasa de humedad, frío extremo o vientos fuertes, pueden reducir la humedad en su piel y provocar sequedad y agrietamiento. El maquillaje a veces contiene productos químicos que pueden ser dañinos. Limpiarse la piel con demasiada frecuencia o con agua demasiado caliente también puede provocar daños en la piel.

Biología

La genética tiene mucho que ver con todos los aspectos de su cuerpo, incluida la apariencia y la salud de su piel. Además, la piel, como cualquier otra parte de su cuerpo, comenzará a perder funcionalidad con la edad. A medida que envejecemos, se producen menos hormonas, se genera menos colágeno de forma natural y, como resultado, su piel comenzará a deteriorarse lentamente. La elasticidad reducida, las arrugas, las manchas marrones, la piel caída y la sequedad son algunas de las afecciones cutáneas más comunes asociadas con el proceso de envejecimiento natural.

Dieta

Lo que come, o no come, es clave para la salud de su piel. Demasiada azúcar o harina blanca procesada puede ser muy dañina. Las bebidas con alto contenido de azúcar, como los refrescos, también son perjudiciales para la piel. Una dieta que carece de nutrientes esenciales que trabajan para ayudar a mantener la piel sana también ayudará a causar diversas dolencias en la piel.

¿Cómo puede ayudar a mantener su piel sana?

Ahora que conoce los muchos factores que influyen en la salud de la piel, ¿qué puede hacer de forma natural y económica para mantenerla hermosa y saludable?

Sentido común para combatir los factores ambientales

Para contrarrestar los rayos dañinos del sol (que no solo aceleran las arrugas y la piel seca, sino que también pueden provocar cáncer de piel), ¡proteja su piel! Use protección en forma de sombreros y ropa cuando esté expuesto al sol durante largos períodos de tiempo. Use protector solar para proteger las áreas expuestas de los dañinos rayos ultravioleta.

Al lavarse, use agua tibia en lugar de agua caliente, y no se lave en exceso (ducharse más de dos veces al día es excesivo). Use muy poco o nada de maquillaje, y cuando lo use, asegúrese de quitárselo por completo antes de dormir. Protéjase las manos del frío y el viento con guantes, ¡y no fume!

Dieta y Nutrición

La mejor manera de promover la salud de la piel y mantener ese exterior suave y hermoso es a través de una dieta rica en alimentos que son vitales para el cuidado de la piel. Algunos de los mejores alimentos para tu piel son:

  • Espárragos – Contiene sílice, un mineral fundamental para la elasticidad de tu piel y su capacidad para curar heridas. La sílice también ayuda a fortalecer huesos, tendones y músculos. Además de los espárragos, la sílice también se puede encontrar en fresas, apio, pepino, mango, garbanzos y puerros.
  • Pimientos – Alto en Vitamina C, que ayuda a combatir las arrugas por sobreexposición al sol. El brócoli, el perejil, los arándanos y las frambuesas también son buenas fuentes naturales de vitamina C.
  • Nueces de Brasil – Solo 3-4 nueces de Brasil por día proporcionarán cantidades suficientes de selenio, un antioxidante que promueve la elasticidad de la piel. El selenio también reduce el riesgo de cáncer de mama y también se puede encontrar en el atún, el salmón, el ajo, el pan integral y los huevos.
  • Melocotones – Otra vitamina esencial para el cuidado de la piel y para combatir el daño solar es la vitamina E. Las almendras, las espinacas, los tomates y las semillas de girasol también son ricos en vitamina E.
  • nueces pecanas – Una gran fuente de zinc, cuya deficiencia se ha relacionado con el acné. El zinc también es beneficioso para su sistema inmunológico y reduce el riesgo de cáncer de próstata. Es bueno para la vista, el gusto y el olfato. Las semillas de calabaza, los huevos y el té verde contienen zinc.
  • Salmón – Los pescados de agua fría como el salmón y la caballa son una gran fuente de ácidos grasos Omega-3, algo que su cuerpo no produce pero que es esencial para el contenido de humedad y la flexibilidad de la piel. Otros alimentos que son una buena fuente de ácidos grasos Omega-3 son el aguacate, el aceite de cártamo y la linaza.
  • Patatas dulces – La piel con deficiencia de vitamina A puede volverse seca y escamosa. Las batatas, además del hígado, los chiles, las zanahorias, el melón y las espinacas, son excelentes fuentes naturales de esta vitamina esencial.

Cuidar bien tu piel no tiene por qué ser costoso ni implicar fórmulas complicadas de empresas de cosmética. Una dieta rica en nutrientes para el cuidado de la piel, combinada con el sentido común ambiental y un poco de conocimiento, dará excelentes resultados. Así que mantenga su piel con un aspecto suave y hermoso de forma natural y, como beneficio adicional, ¡piense en el dinero que ahorrará!

#Cuidado #piel #natural #asequible

Leave a Comment