Descubra los alimentos que estimulan el estado de ánimo para la depresión

Antes de profundizar en los alimentos para la depresión, seríamos negligentes si no dijéramos que las causas de la depresión no se comprenden completamente, pero la mayoría de los expertos coinciden en que probablemente sean muchas y variadas. En pocas palabras, la depresión es una condición compleja. Puede desencadenarse por una variedad de razones, que incluyen:

* Tensión

* Estrés

* Evento de vida traumático

* Desequilibrios químicos en el cerebro.

* Trastornos de la tiroides

* Deficiencias nutricionales

* Nutrición pobre

* Consumo de azúcar

* Falta de ejercicio

* Mononucleosis

* Endometriosis

* Cualquier trastorno físico grave o alergias.

* Herencia

Además, se dice que las alergias alimentarias y la hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre) son una causa común de depresión.

Según Phyllis A. Balch, CNC, consultora nutricional líder durante más de dos décadas y autora del renombrado tomo “Prescription for Nutritional Healing”, quien afirma:

“Cualesquiera que sean los factores que la desencadenan, la depresión comienza con una alteración en la parte del cerebro que gobierna los estados de ánimo”. (Tercera edición: página 315)

Línea de fondo ….

Hay muchos tipos de depresión, con variaciones en el número de síntomas, su gravedad y persistencia y, como tal, se necesita ayuda médica profesional. Comuníquese de inmediato con su médico o llame a una línea directa de suicidio o al número local de emergencias si tiene pensamientos suicidas.

Con respecto a los alimentos para la depresión, es importante tener en cuenta que los alimentos influyen en gran medida en el comportamiento del cerebro. Por lo tanto, una dieta deficiente, particularmente una que incluya mucha comida chatarra, es una causa común de depresión. Más específicamente, los niveles de neurotransmisores, sustancias químicas cerebrales que regulan nuestro comportamiento, están controlados por los alimentos que comemos, y los neurotransmisores están estrechamente relacionados con el estado de ánimo. Los neurotransmisores, norepinefrina, serotonina y dopamina son los tres más comúnmente asociados con el estado de ánimo.

Ahora, sin más preámbulos, abordemos los alimentos específicos para la depresión y cómo pueden beneficiarlo a usted oa un ser querido.

Alimentos para la depresión: recomendaciones alimentarias

La Vitaminas del complejo B desempeñan un papel importante en el funcionamiento normal del cerebro y el sistema nervioso. De hecho, las vitaminas B a menudo se denominan vitaminas para el estrés y la energía. Sin embargo, la irritabilidad, la fatiga, la falta de concentración, la ansiedad y la depresión pueden ser signos de una deficiencia de vitamina B. Lo más importante es que los estudios muestran que las personas que padecen depresión clínica a menudo tienen niveles bajos de una o más de las vitaminas B (especialmente B6, B12 y ácido fólico).

Las mejores fuentes alimenticias de las vitaminas B: cereales integrales, todas las semillas, nueces, hígado, riñón, huevos, salvado, germen de trigo, levadura de cerveza, lentejas, frijoles, soja, guisantes, productos lácteos y verduras de hoja verde.

Zinc es un oligoelemento esencial que todas las células del cuerpo necesitan y cientos de procesos corporales dependen de él. En pocas palabras, el zinc tiene un arsenal de funciones importantes, incluido el hecho de que es esencial para la producción de energía y la salud del cerebro. Se ha descubierto que el zinc es deficiente en personas que sufren de depresión y, como tal, es posible que desee considerar aumentar las fuentes de alimentos que contienen zinc.

Las mejores fuentes alimenticias de zinc: carne, hígado, mariscos (especialmente ostras), germen de trigo, levadura de cerveza, semillas de calabaza, huevos, mostaza molida y leche en polvo descremada.

Hidratos de carbono complejos – Siga una dieta que incluya muchos carbohidratos complejos. ¿Por qué? Esto se debe a que una dieta demasiado baja en carbohidratos complejos puede causar disminución de la serotonina y depresión.

Las mejores fuentes alimenticias de carbohidratos complejos: frutas, verduras, granos integrales, semillas, nueces, arroz integral, mijo, legumbres, soja y productos de soya.

Ácidos grasos omega-3 -El cerebro necesita ácidos grasos esenciales, especialmente DHA, para funcionar correctamente. De hecho, el cerebro tiene un 60 por ciento de grasa. Los investigadores han descubierto que la falta de ácidos grasos omega-3, en particular de DHA, está relacionada con la depresión.

Las mejores fuentes alimenticias de ácidos grasos omega-3: pescados de agua fría como el salmón, la trucha o el atún.

Triptófano – El triptófano es un aminoácido esencial que utiliza el cerebro para producir serotonina, una sustancia química que es fundamental para regular el estado de ánimo. Sin embargo, el cuerpo necesita cantidades suficientes de vitaminas B6 y C, ácido fólico y magnesio para la formación de triptófano, que, a su vez, es necesario para la formación de la serotonina química del cerebro. Además, el triptófano es necesario para la producción de niacina (vitamina B3).

Las mejores fuentes alimenticias de triptófano: pavo, pescado, carne, requesón, leche, plátanos, dátiles secos, maní, todos los alimentos ricos en proteínas.

Alimentos para la depresión: recomendaciones especiales

Si desea relajarse porque está nervioso, coma carbohidratos más complejos. Consuma comidas proteicas que contengan ácidos grasos esenciales para estar más alerta. El salmón y el pescado blanco son buenas opciones para aumentar el estado de alerta. Si necesita animarse, coma alimentos como el salmón y el pavo, que son ricos en proteínas y triptófano.

Alimentos para la depresión: alimentos que se deben evitar

El gluten de trigo se ha relacionado con trastornos depresivos y, como tal, debe considerar omitir los productos de trigo de su dieta.

Evite el aspartamo, edulcorante artificial, que puede bloquear la formación de serotonina y causar dolores de cabeza, insomnio y depresión en personas que ya padecen privación de serotonina. El aspartamo se encuentra en los refrescos dietéticos y otros productos.

Evite los alimentos con alto contenido de grasas saturadas; el consumo de estas grasas que se encuentran en la carne o en los alimentos fritos provoca lentitud, fatiga y lentitud para pensar.

Evite todas las formas de azúcar, incluidos los edulcorantes normalmente “buenos” como la miel. El aumento de energía suministrado por estos azúcares, también conocidos como carbohidratos simples, es seguido rápidamente por fatiga y depresión.

Evite la cafeína, el alcohol y los alimentos procesados.

Investigue la posibilidad de que las alergias alimentarias puedan estar causando o contribuyendo a su depresión.

Alimentos para la depresión: nota final

Si bien no se puede negar que la comida y el estado de ánimo están conectados, la dieta puede ser solo una pieza del rompecabezas. Por lo tanto, es importante que busque ayuda médica profesional.

#Descubra #los #alimentos #estimulan #estado #ánimo #para #depresión

Leave a Comment