Dieta de mamá durante la lactancia

Durante el embarazo, es importante tener cuidado con ciertos alimentos, ya que el bebé en crecimiento no puede manejar, es decir, las bacterias que se pueden encontrar en los productos lácteos no pasteurizados o en el alcohol. Por el contrario, la lactancia materna no requiere tanta atención a la dieta como el embarazo; sin embargo, es necesario vigilar la dieta para poder alimentar al bebé de forma segura. Afortunadamente, el cuerpo humano está diseñado para aprovechar al máximo lo que obtiene. Incluso si la dieta es deficiente, los estudios realizados en todo el mundo han demostrado que la leche materna todavía tiene la combinación correcta de nutrientes para alimentar al bebé de manera efectiva. Si la dieta de la madre es deficiente, las propias reservas de nutrientes del cuerpo reemplazarán lo que falta en la leche, siempre que las reservas lo permitan.

Sin embargo, por el bien de la madre y del bebé, es importante comer de forma saludable. Una amplia variedad dietética también es beneficiosa, ya que los bebés experimentan diferentes sabores y olores de la leche materna. Ayuda a desarrollar las papilas gustativas y también puede ayudar a crear la base para la preferencia cultural en la cocina. Esto explica por qué un bebé amamantado con una dieta blanda puede rechazar un plato de comida al curry, por ejemplo. Los estudios han demostrado que la preferencia de la madre por los alimentos durante el embarazo y la lactancia afecta el paladar del bebé de la misma manera.

Por otro lado, varias madres han confirmado que también pueden existir algunos alimentos que tengan un efecto adverso sobre la salud del bebé. Encuentran que sus bebés tienen gases después de comer repollo, coles de Bruselas, brócoli, cebollas o coliflor. Esta opinión no ha sido científicamente probada. Además, algunos bebés pueden incluso mostrar reacciones alérgicas a la dieta de la madre, más comúnmente productos lácteos. También puede haber más relatos de reacciones; por lo que toda madre que amamanta tiene que averiguar qué puede tragar su bebé con facilidad y qué no. Pasan entre 2 y 6 horas desde que se ingiere un determinado alimento hasta que afecta el sabor y olor de la leche. Así, si el bebé muestra signos de malestar al digerir la leche, vale la pena eliminar el alimento sospechoso durante unos días y observar si marca alguna diferencia en los síntomas del bebé.

Qué alimentos es mejor evitar

Las madres lactantes deben limitar su consumo de alcohol tanto como sea posible. Idealmente, no deberían beber nada de alcohol porque se puede detectar en la leche, aunque considerablemente menos que lo que bebieron.

La cafeína en el café y la teína en el té no deben consumirse más de una taza o dos al día. Si bebe demasiado, también puede afectar a su bebé. Cabe señalar que la cafeína no puede pasar a través de sus cuerpos tan eficientemente como los adultos y, de hecho, puede acumularse en sus sistemas. Vale la pena considerar alternativas sin cafeína durante la lactancia.

Si en la familia se conocen antecedentes de alergias alimentarias, es mejor evitar los cacahuetes. Se ha demostrado que el consumo de cacahuetes deja rastros de alérgenos en la leche materna y puede aumentar el riesgo de que el bebé desarrolle alergias en el futuro.

Trate de evitar los alimentos procesados ​​que presentan largas listas de aditivos. Los llamados números electrónicos afectan la salud de la madre y del bebé y deben evitarse en todo momento. Sin embargo, algunos números electrónicos tienen orígenes naturales y están permitidos (visite The Soil Association para obtener más información)

Es importante mantener la cantidad de pescado a no más de 340 g (12 oz) por semana para minimizar la exposición al mercurio. Además, la FSA aconseja limitar el atún enlatado a 280 g (escurrido) y el atún fresco a 170 g por semana.

Por último, el edulcorante conocido como sacarina debe consumirse con mucho cuidado porque aún se desconocen los efectos a largo plazo. La mejor opción es la sucralosa (Splenda), que ofrece un sustituto seguro del azúcar sin calorías.

#Dieta #mamá #durante #lactancia

Leave a Comment