¿Ducharse por la noche puede causar acné?

Darse una buena ducha antes de acostarse se ha convertido en un hábito para muchas personas. Nos hace sentir bien y limpios, nos ayuda a relajarnos y nos pone de buen humor para dormir. Sin embargo, para algunas personas, las duchas nocturnas pueden ser la causa de desagradables brotes de granos. ¿Ducharse por la noche realmente puede causar acné?

Hay muchos componentes en una simple ducha: el tipo de agua, el jabón o limpiadores que se usan para limpiar la piel y el uso de exfoliantes o exfoliantes. El agua dura puede ser más agresiva para la piel porque tiene más minerales sin disolver como el zinc, el magnesio y el calcio que pueden descomponer las proteínas de la piel y secarla. Cuando la piel se seca e irrita, puede volverse aún más propensa al acné. Verifique su suministro de agua si su agua está tratada o no. Tener su agua tratada puede marcar la diferencia para una piel más clara y saludable.

La temperatura de la ducha también puede marcar una diferencia en la salud de su piel. Darse un capricho en una larga ducha caliente antes de acostarse hará más daño que bien a su piel. Esto se debe a que el calor extremo puede quitar la piel de la capa protectora de grasas y aceites que la mantiene suave e hidratada. Esto lo hace más propenso a secarse. Cuando la piel se compensa produciendo un exceso de grasa, esto podría provocar aún más brotes de acné.

Si siente la necesidad de tomar un baño durante la noche, lo mejor es darse un capricho con una ducha tibia (¡no caliente!). Además de ser más suave para la piel, el agua tibia ayuda a expandir los poros para que la suciedad y las bacterias acumuladas sean más fáciles de limpiar. Una agradable ducha tibia también puede ayudar a calmar los músculos tensos y relajar el cuerpo, una preparación perfecta para una buena noche de sueño.

Para aprovechar al máximo su ducha, intente usar un limpiador o jabón medicinal que se adapte a su tipo de acné. Esto es especialmente útil si tiene acné en la espalda y el cuerpo, ya que el ritual de limpieza nocturno ayudará a acelerar el proceso de curación. Si tiene puntos blancos leves o pequeños granos, use un limpiador a base de ácido salicílico y use un exfoliante o esponja vegetal dos veces por semana para ayudar con su acné. Para pústulas y granos más grandes, use un limpiador a base de peróxido de benzoilo en la espalda y otras áreas afectadas (¡no en todo el cuerpo!). Tenga cuidado de no restregar o exfoliar la piel en exceso, ya que esto puede provocar sequedad, irritación y daños. Frote suavemente el área afectada, lave con agua tibia y seque.

En resumen, la ducha nocturna es un excelente tratamiento natural para el acné que puede ayudar a acelerar la curación del acné. De hecho, el lavado inteligente puede y hará maravillas en tu piel. Simplemente no exagere, limítese a las duchas de agua tibia y disfrute de su baño mientras lo hace.

#Ducharse #por #noche #puede #causar #acné

Leave a Comment