El mejor entrenamiento en casa para bajar de peso

En la apretada agenda de hoy, puede parecer imposible hacer ejercicio todos los días y, sin embargo, muchas personas quieren perder peso. Como mínimo, uno debe entrenar 3 días a la semana durante al menos 30 minutos. Si sientes que no tienes tiempo para ir al gimnasio, entonces deberías probar un entrenamiento en casa para bajar de peso. Esto no solo se puede hacer todos los días y tantas veces al día como desee, sino que también lo ayudará a comenzar su camino de pérdida de peso para alcanzar sus objetivos de pérdida de peso.

Con un entrenamiento en casa para perder peso, no necesita ningún equipo especial como mancuernas, un banco de pesas, una cinta de correr, bandas de resistencia, etc. Puede usar elementos en su propia casa como una silla, mesa, sofá o el pared. Puedes usar tu propio peso corporal como resistencia y desarrollar fuerza. El entrenamiento en casa para adelgazar consiste en alternar ejercicios para trabajar todo el cuerpo. Cada ejercicio debe realizarse durante 1 minuto. La cantidad de repeticiones no importa siempre que continúe haciendo el ejercicio durante todo el minuto.

Comience su entrenamiento en casa para bajar de peso con un calentamiento. Camine o trote en el lugar durante 1 minuto. Esto hace que la sangre fluya a todos los músculos y prepara su cuerpo para ejercitarse. Los ejercicios incluidos en su entrenamiento en casa son lagartijas, sentadillas, fondos de tríceps, estocadas, abdominales opuestos de codo a rodilla y giros oblicuos. Esto ejercita todo su cuerpo, lo que ayudará a reducir la grasa. Cada ejercicio se realizará durante 1 minuto con un descanso de 30 a 60 segundos en el medio, luego pasará al siguiente movimiento. Una vez que llegue al último ejercicio, volverá al principio y comenzará de nuevo, como un circuito. Haga esto durante 30 minutos y obtendrá un gran ejercicio.

Una vez que haya calentado comience con sus ejercicios. Recuerde alternar los ejercicios de la parte superior e inferior del cuerpo. Estos son tus ejercicios:

Lagartijas

Las flexiones trabajan los brazos, los hombros, la parte superior de la espalda y el centro. Recuerde mantener la espalda plana desde la cabeza hasta los pies. Para los principiantes, puede modificar sus flexiones y comenzar con las rodillas en el suelo o puede hacerlas de pie contra una pared hasta que mejore su fuerza.

Sentadillas

Las sentadillas fortalecen el núcleo y toda la parte inferior del cuerpo. Recuerde empujar su trasero hacia el suelo y no deje que sus rodillas pasen frente a sus dedos de los pies. Para modificar este ejercicio puedes hacer sentadillas en la pared. Mantenga la parte superior de la espalda contra la pared y dé un paso hacia adelante. Húndese hasta que esté en una posición sentada con los muslos paralelos al suelo. Mantenga esto durante tanto tiempo como pueda, luego descanse y repita. Intenta aumentar tu tiempo con cada sentadilla contra la pared.

Fondos de tríceps

Los fondos de tríceps trabajan los brazos, los hombros y la parte superior de la espalda. Para hacer esto, use una silla, mesa o sofá resistente. Coloque sus manos a ambos lados de sus caderas y deslice su trasero hacia el borde de su asiento. Doble lentamente los codos para bajar la parte superior del cuerpo hasta que los brazos formen un ángulo de 90 grados. Estire los brazos para volver a la posición inicial. Para desafiarse a sí mismo, extienda las piernas estiradas frente a usted en lugar de doblar las rodillas con los pies apoyados en el suelo.

Estocadas

Las estocadas trabajan todos los músculos de las piernas y fortalecen el núcleo. Recuerde mantener la rodilla sobre el tobillo, no se extienda sobre los dedos de los pies. Para desafiarse a sí mismo, puede lanzarse sobre un escalón. Agregue peso sosteniendo objetos como una lata de sopa o incluso un galón de leche o agua.

Abdominales

Los abdominales se pueden hacer de 1 a 2 formas. Evite hacer abdominales estándar en el piso que pueden tensar la espalda baja. Además, lo tentará a poner almohadas o cojines debajo de ti, lo que comprometerá tus resultados. Los abdominales de pie son más efectivos y es menos probable que causen lesiones. La posición opuesta del codo a la rodilla comienza por pararse con un brazo por encima de la cabeza y, a medida que lo lleva hacia abajo a lo largo de su cuerpo, levanta la rodilla opuesta hasta que el codo y la rodilla se tocan (o lo más cerca posible). Luego haz el lado opuesto. La otra opción es el giro oblicuo de pie, donde se coloca con los pies separados a la altura de los hombros. Sostenga un objeto pesado frente a usted con ambas manos, como una jarra de agua de un galón. Mantenga las caderas en su lugar mientras mueve los brazos hacia la izquierda, luego hacia el centro y luego hacia la derecha.

Esto completa el ciclo, luego comienza desde el principio hasta que se acabe el tiempo y el entrenamiento esté completo.

Además de que esta rutina de ejercicios se puede realizar en la comodidad de tu hogar, también puedes hacerlo mientras miras tu programa de televisión favorito. El entrenamiento en casa para bajar de peso es fácil, asequible y accesible desde la privacidad de su hogar. No es necesario ser miembro de un gimnasio, no es necesario salir al exterior, no hay sentimientos de vergüenza o miedo de que otros lo vean mientras hace ejercicio y no es necesario ningún equipo de ejercicio. Si desea perder peso, el entrenamiento en casa para adelgazar es ideal para cualquier persona. Empiece hoy mismo para ver resultados notables en la pérdida de peso.

#mejor #entrenamiento #casa #para #bajar #peso

Leave a Comment