El vínculo entre la salud mental y el dolor de espalda

Algunos profesionales médicos sugieren que la depresión podría ser la emoción más común asociada con el dolor crónico. Médicamente conocido como depresión mayor o depresión clínica, los síntomas mentales que experimentan los pacientes van más allá de las emociones normales de tristeza que todo el mundo siente en algún momento u otro. Es más probable que se diagnostique depresión clínica o mayor en pacientes que padecen dolor de espalda crónico que en aquellos que experimentan problemas agudos o de corto plazo en la espalda. Este artículo explica cómo ser consciente de la gran cantidad de síntomas asociados con las enfermedades crónicas de la espalda ayuda en gran medida a comprender por qué a veces se desarrolla la depresión.

Para muchos pacientes que viven con molestias de espalda a largo plazo, poder dormir bien por la noche es casi imposible. Esto puede provocar fatiga e irritabilidad durante el día, lo que puede contribuir a sentimientos continuos de negatividad y bajo estado de ánimo. Además de eso, existe la posibilidad de no poder participar en actividades con la familia, lo que, de nuevo, puede dejar al paciente deprimido, desconectado y aislado.

Los puntos siguientes destacan algunas de las principales razones por las que el dolor de espalda a menudo puede provocar depresión:

  • Las condiciones crónicas de la espalda pueden dificultar el sueño, lo que puede provocar un cansancio extremo, irritabilidad y frustración durante el día.
  • El dolor de espalda puede hacer que algunas personas se vuelvan inactivas, lo que resulta en pasar mucho tiempo en casa. Esto puede hacer que el paciente se sienta socialmente aislado e incapaz de disfrutar de las actividades habituales con amigos y familiares.
  • Si un paciente no puede trabajar debido a sus problemas de espalda, el estrés financiero y la tensión pueden tener un impacto en toda la familia.
  • Pueden surgir problemas gastrointestinales como resultado de tomar medicamentos antiinflamatorios. Algunos pacientes que padecen problemas de espalda también informan tener “niebla mental” o sentirse mentalmente “aburridos” como resultado de los analgésicos.
  • Muchas personas que sufren de dolor de espalda pierden interés en una relación física con sus parejas, lo que puede generar más estrés y tensión en las relaciones.

Comuníquese con su médico de cabecera o profesional médico si tiene problemas de espalda a largo plazo y alguno de los siguientes síntomas:

  • Sentirse deprimido, triste, irritable o desesperanzado con regularidad
  • Llorar sin motivo aparente o llorar más de lo habitual
  • Apetito reducido o pérdida de peso inusual
  • Aumento del apetito o aumento de peso inusual.
  • Dificultades para dormir, ya sea dormir demasiado o muy poco.
  • Baja energía y fatiga
  • Agitación
  • Reducción o pérdida de interés en pasatiempos / actividades habituales
  • Deseo sexual reducido / disminuido
  • Sentirse inútil o culpable
  • Falta de concentración o problemas de memoria.
  • Pensamientos suicidas (comuníquese con el 999 de inmediato)

#vínculo #entre #salud #mental #dolor #espalda

Leave a Comment