La habitación de los 1000 demonios: lecciones de un monje tibetano sobre cómo controlar la ansiedad y el miedo

En los monasterios tibetanos, cada cinco años, la “Sala de los 1000 demonios” se pone a disposición de los monjes en formación. Para obtener la iluminación (nirvana), todo lo que tienen que hacer es entrar a la habitación y salir por el otro lado. Sin embargo, una vez en la habitación, la puerta de entrada no se puede abrir desde el interior y tienen que cruzar la habitación y salir por la puerta de salida.

El problema es que dentro de la habitación hay 1000 demonios, cada uno de los cuales sabe cuál es tu peor miedo. Por ejemplo, si odias a las arañas, una vez en la habitación te encontrarás entre 1000 de las peores arañas imaginables.

Una vez que se les explica esto, la mayoría de los monjes deciden no pasar por este proceso. Los ancianos los despiden y les aconsejan que vuelvan al monasterio para estudiar un poco más y en otros cinco años tendrán la oportunidad de pasar por la sala.

A los monjes que quedan, y hay que reconocer que es un pequeño número, los ancianos los felicitan por su valentía y son llevados a un lado. El monje principal les aconseja lo siguiente:

“Sabes que para lograr todo lo que has estudiado y meditado debes pasar por la Sala de los 1000 Demonios. Te han dicho por qué la sala se llama así. Te felicito por tu coraje y te sugiero que tengas dos cosas en mente una vez la puerta se cierra detrás de ti en la habitación:

(1) Ninguno de los demonios es real,

y,

(2) Sigue moviendo los pies “.

#habitación #los #demonios #lecciones #monje #tibetano #sobre #cómo #controlar #ansiedad #miedo

Leave a Comment