Las 10 principales tareas pendientes para la jubilación

Para muchas personas, retirarse del trabajo puede alterar la vida casi tanto como tener hijos o casarse, y puede requerir tanto ajuste personal. Después de todo, ese último día de trabajo significa más que un cambio dramático en su horario diario; también representa un cambio significativo en su rol. La jubilación es una oportunidad para redefinirse y estos diez consejos le ayudarán.

Sigue moviendote

¿Recuerda la imagen de un jubilado sentado en sus mecedoras y viendo pasar el mundo desde la comodidad de su porche? Si bien esa podría ser la forma en que su abuelo pasó su jubilación, no es la vida que tienen en mente las personas mayores de hoy. En estos días, las personas de 60, 70, 80 y más son más activas que nunca. Según la Clínica Mayo, los beneficios para la salud de hacer ejercicio con regularidad incluyen todo, desde controlar el peso hasta controlar afecciones como la diabetes tipo II. Además, hacer ejercicio con regularidad, especialmente con amigos o un cónyuge, puede aumentar su resistencia y mejorar drásticamente su estado mental y su nivel de energía. Las grandes actividades a considerar incluyen caminar, nadar o incluso esquiar a campo traviesa.

Continuar aprendiendo

¿Conoces ese viejo dicho sobre aprender algo nuevo todos los días? Eso sigue siendo cierto, sin importar su edad. Estirar la mente, ya sea a través de crucigramas, libros de la biblioteca o clases de educación comunitaria, es una excelente manera de mantenerse alerta en el futuro. Fíjese el objetivo de probar algo nuevo cada día, semana o mes y disfrute tachándolo de su lista. ¿Siempre has querido hacer cerámica sobre el torno, aprender francés o practicar acuarelas? Ahora es el momento de ampliar esas habilidades. Está libre de las responsabilidades del trabajo y la crianza de los hijos, por lo que puede concentrarse en hacer (y aprender) exactamente lo que quiere. Algunos estudiantes del último año incluso regresan a la escuela para terminar sus títulos universitarios. Para averiguar sobre las clases cerca de usted, comuníquese con su centro comunitario, colegio o universidad local.

Comparte tu sabiduría

Ha pasado toda su vida acumulando grandes lecciones y una perspectiva valiosa, y la jubilación es el momento perfecto para compartir esas gemas con los demás. Los jóvenes, ya sean niños del vecindario o sus propios hijos o nietos, pueden beneficiarse de las lecciones que ha aprendido a lo largo de los años. Una excelente manera de transmitir su sabiduría es hacer un libro de lecciones de vida. Puede cubrir un tema específico, como criar hijos o administrar sus finanzas, o puede generalizarlo. Grabar estas lecciones también ayuda a mantenerlas frescas en su mente.

Encuentra un grupo de apoyo

Cualquier momento de grandes cambios puede ser agridulce. Si bien puede disfrutar de su nueva libertad, la jubilación también puede traer una sensación de pérdida. Además de su rol cambiante, puede estar lidiando con estrés financiero, envejecimiento, enfermedad y pérdida de seres queridos. No tiene que enfrentar estos desafíos solo. Care.com, un sitio para personas mayores y sus familias, dice que unirse a un grupo de apoyo puede ayudar a las personas mayores a enfrentar situaciones desafiantes al compartir sus sentimientos con los demás. Un grupo de apoyo puede incluso proporcionar una salida social si se siente aislado.

Mantente Social

¿Sabía que una investigación reciente indica que las personas mayores que tienen una amplia red de amigos son más saludables y longevas que aquellas que simplemente tienen una familia cercana? Si bien las relaciones familiares son muy importantes, no sustituyen a los amigos. Puede hacer amigos asistiendo a clases y eventos en su centro local para personas mayores, saliendo a la comunidad a través de una iglesia o escuela, o iniciando un juego de cartas semanal o un club de lectura. Si bien no deberían reemplazar las amistades de la “vida real”, los amigos virtuales también pueden ser una gran alegría. Manténgase activo en los sitios de redes sociales o inicie un blog para compartir sus experiencias con amigos de todo el mundo.

Grabe su historia

Compartir la historia de su vida también puede ser una excelente manera de disfrutar de su jubilación. Revisar los eventos de su vida le permite reflexionar sobre todo lo que ha aprendido y experimentado a lo largo de los años. Además, registrar su historia y su historia familiar le permite compartir esos recuerdos importantes con quienes más ama. Puede registrar la historia de su vida de varias formas. Puede ser tan simple como sentarse en su silla favorita con una grabadora y simplemente contar las historias que recuerda. Alternativamente, puede escribir una memoria o contratar a un profesional para que haga su biografía en video para compartirla con sus hijos, nietos y sus descendientes. Independientemente del formato que elija, estará dando a las generaciones futuras un regalo invaluable.

Ofrezca sus habilidades como voluntario

El voluntariado es otra parte importante de una jubilación saludable. Ya sea que ayude en la escuela primaria local o sirva comida en un comedor de beneficencia en el centro de la ciudad, está regalando su tiempo. Ser mentor de otros es una excelente manera de marcar la diferencia en el mundo. Sitios como ‘Micro Mentor’ pueden ayudarlo a conectarse con nuevos emprendedores que podrían beneficiarse de su experiencia. Quizás incluso se ofrezca como voluntario para impartir un curso en un centro comunitario. También puede hablar con hospitales, hogares de ancianos, escuelas, iglesias y guarderías locales sobre cómo puede ayudar.

Ver el mundo

Ahora que no tiene el horario establecido que viene con el trabajo, todos los días son días de vacaciones. Aproveche al máximo todo ese tiempo haciendo los viajes que postergó durante los años de mayor actividad. Ya sea que viaje al otro lado del mundo o al otro lado de la ciudad, este es un buen momento para conocer nuevos lugares. Organizaciones como Seniors Home Exchange le brindan la oportunidad de intercambiar casas con otras personas que podrían disfrutar quedarse en su hogar. Otra gran opción es Elder Treks, que presenta aventuras exóticas para personas activas mayores de 50 años.

Tómese un momento para disfrutar la vida

No se apresura a ir al trabajo por la mañana para acostar a los niños por la noche, así que tómese unos minutos para disfrutar de la vida. Ya sea que esté tomando su café de la mañana en el patio o relajándose frente a un fuego por la noche, uno de los grandes placeres de la jubilación es el ritmo más lento y la oportunidad de apreciar realmente todo lo que tiene. Llevar un diario puede ayudarlo a concentrarse en esos momentos mientras los registra durante el día. Otra opción es llevar una cámara digital. Se sorprenderá de lo que podría inspirar una fotografía, y en el momento en que saque la cámara y la encienda, puede recordar detenerse y oler las rosas que está a punto de fotografiar.

Identificar Actividades que amas

¿Abrumado con todas las opciones de actividades que podría disfrutar? ¡Deja que tu vida te inspire! ¿Qué le gustó hacer a lo largo de los años? Quizás te encantaba construir autos en miniatura cuando eras adolescente. Quizás disfrutaste acolchando con tu madre. Enumere tantas actividades favoritas como pueda, luego siéntese y analice su lista. ¿Qué tienen esas actividades en común? Quizás todos sean creativos o estén orientados a la aventura o sean sociales. Estos hilos comunes pueden guiarlo hacia el nuevo pasatiempo o experiencia perfectos.

Independientemente de cómo elija pasar su tiempo, la jubilación es un cambio importante en la vida y su perspectiva determinará mucho. La actitud lo es todo. Manténgase enfocado en lo positivo, continúe estableciendo metas y explore. Mantener una buena actitud es una de las formas más importantes en las que puede mejorar su calidad de vida.

#Las #principales #tareas #pendientes #para #jubilación

Leave a Comment