Las pruebas de Alzheimer determinan la agilidad mental

Alois Alzheimer, el médico que describió por primera vez la enfermedad de Alzheimer en 1906, se horrorizaría al saber que más de 100 años después todavía no existe cura para esta temida enfermedad cerebral.

Las propiedades de destrucción del cerebro de la enfermedad de Alzheimer siguen siendo un misterio hoy en día como lo eran hace más de 100 años.

Hay varias pruebas avanzadas que muestran una pérdida de agilidad mental. Un médico capacitado puede determinar con cierta precisión si una persona tiene esta temida aflicción. El diagnóstico de Alzheimer hoy en día sigue siendo una sentencia de muerte. Esas placas y ovillos en el cerebro no se descubren hasta que se realiza una autopsia.

Las pruebas que se realizan en pacientes con Alzheimer pueden determinar la gravedad de la enfermedad, pero estas pruebas no pueden determinar la causa de la enfermedad ni pueden ofrecer pistas sobre cómo vencer esta enfermedad.

Lo que determinará la prueba es la etapa de deterioro cerebral. Lo que será evidente es que la enfermedad de Alzheimer ha destruido la memoria de una persona y eventualmente la eliminará de su capacidad para funcionar. La persona con Alzheimer se queda sin la capacidad de aprender o razonar. El paciente de Alzheimer pierde la capacidad de emitir juicios o entablar cualquier tipo de comunicación.

Las pruebas y herramientas de diagnóstico determinarán si una persona tiene la enfermedad de Alzheimer. Los especialistas en neurología o los especialistas en geriatría no utilizan escáneres cerebrales ni procedimientos invasivos para determinar la validez de un diagnóstico de Alzheimer.

El cerebro es el órgano más crítico del cuerpo y también el más difícil de navegar para cualquier tipo de prueba o detección para determinar una enfermedad o trastorno. De hecho, en el caso de la enfermedad de Alzheimer, la pérdida de memoria u otros síntomas conductuales son el principal indicador de que puede haber algo mal.

Cuando aparecen estos síntomas, el paciente suele encontrarse en las últimas etapas de la enfermedad y en esta etapa hay pocas esperanzas de recuperación.

Aún existe cierta validez en la detección precoz de la enfermedad. Algunas de las pruebas de diagnóstico que se realizan a los pacientes para confirmar un diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer incluyen:

1) Una prueba de dibujo de reloj. – Se pide al paciente que dibuje un reloj y que ponga el

números en sus ubicaciones apropiadas en la esfera de un reloj. Luego se le indica al paciente que dibuje horas específicas en el reloj, es decir, 3:00 u 11:15.

2) Mini examen del estado mental (MMSE) – El MMSE es una prueba breve que mide el estado cognitivo en adultos.

3) Estadificación de evaluación funcional (FAST) Implica una lista de verificación de las funciones necesarias para evaluar los cambios en el desempeño funcional y las actividades de la vida diaria.

La persona que realiza la prueba marcará “Sí” si una característica está presente. Si el problema se debe a otras causas además de la demencia (es decir, artritis, parálisis, etc.), el proveedor de la prueba marcará “No”. El proveedor de la prueba debe anotar los resultados de cada actividad.

4) CANTAB-PAL La prueba PAL es la prueba de agilidad mental más nueva de la enfermedad de Alzheimer. Se dice que esta prueba tiene una sensibilidad específica para las personas con enfermedad de Alzheimer. La prueba toma solo 10 minutos y cuenta con una tasa de precisión del 98 por ciento.

La información de estas pruebas es importante tanto para el paciente como para la familia. El diagnóstico temprano es importante para el tratamiento eficaz de la enfermedad de Alzheimer. Los médicos utilizarán esta información para determinar un curso de acción.

================================================ ==============

#Las #pruebas #Alzheimer #determinan #agilidad #mental

Leave a Comment