Las vitaminas B juegan un papel esencial en el metabolismo

Una vez se pensó que las vitaminas B eran una sola vitamina llamada vitamina B. Después de mucha investigación, descubrimos que en realidad hay 8 vitaminas distintas. Investigaciones posteriores también han concluido que las vitaminas B son solubles en agua, lo que significa que se excretan fácilmente del cuerpo y, por lo tanto, deben consumirse constantemente a través de nuestra dieta. Las vitaminas B a menudo han sido el tema de la suplementación a lo largo de los años debido al papel esencial que desempeñan en el proceso metabólico. Las vitaminas B son esenciales en funciones tales como aumentar la tasa de metabolismo, mantener la piel sana y el tono muscular, mejorar las funciones del sistema inmunológico y nervioso y promover el crecimiento y la división celular. Cada vitamina B tiene una función específica dentro del proceso metabólico.

Vitamina B1– La vitamina B1 también se conoce como tiamina. La tiamina es esencial para la función cerebral saludable y también para el metabolismo de los carbohidratos. Las deficiencias de tiamina pueden causar una enfermedad llamada Beriberi, que es una enfermedad del nervio y el corazón. Los síntomas de esta enfermedad son pérdida de peso, inestabilidad emocional, debilidad, dolor en brazos y piernas, alteración de la percepción sensorial, latidos cardíacos irregulares y, en condiciones graves, puede producirse la muerte. La tiamina se puede encontrar en una variedad de alimentos, en bajas concentraciones. La levadura y la carne de cerdo tienen la mayor concentración de tiamina, pero también puede encontrarla en alimentos como cereales integrales, harina de trigo, avena, lino, semillas de girasol, arroz integral, col rizada, patatas, naranjas, hígado y huevos.

Vitamina b2– La vitamina B2 también se conoce como riboflavina. La riboflavina es necesaria para muchos procesos celulares dentro del cuerpo, incluido el metabolismo de la energía, las grasas, los carbohidratos, las proteínas y los cuerpos cetónicos. Las deficiencias de riboflavina pueden causar ariboflavinosis, que es desnutrición proteico-energética. Los síntomas pueden incluir grietas en las caderas, sensibilidad a la luz solar e inflamación de la lengua. La riboflavina se puede encontrar en una variedad de alimentos como la leche, el queso, las verduras de hoja verde, el hígado, los riñones, las legumbres, la levadura, los hongos y las almendras.

Vitamina B3– La vitamina B3 también se conoce como niacina. La niacina es un nutriente esencial que juega un papel en el proceso metabólico. La niacina participa tanto en la reparación del ADN como en la producción de hormonas esteroides en la glándula suprarrenal. Las deficiencias de niacina junto con las deficiencias de triptófano se denominan Pellagra. Los síntomas de Pellagra incluyen agresión, inflamación de la piel, insomnio, confusión mental y diarrea. La niacina se puede encontrar en una variedad de alimentos como el salmón, los aguacates, el brócoli, las nueces, las semillas, los cereales integrales, las zanahorias y los champiñones, y productos de origen animal como el bistec, el pollo y el cerdo.

Vitamina B5– La vitamina B5 también se conoce como ácido pantoténico. El pantoténico es un nutriente esencial para mantener la vida. Desempeña un papel clave en el metabolismo y la síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. Las deficiencias en pantoténico pueden causar acné y en casos severos pueden causar parestesia, entumecimiento de la piel. El ácido pantoténico se puede encontrar en muchos alimentos, pero los cereales integrales, las legumbres, la carne, los huevos y la jalea real contienen las cantidades más altas.

Vitamina B6– La vitamina B6 también se conoce como piridoxina. La piridoxina ayuda a equilibrar el sodio y el potasio, además de promover la producción de glóbulos rojos. La piridoxina también se ha relacionado con la salud cardiovascular al disminuir los niveles de homocisteína, que se ha relacionado con la enfermedad cardiovascular. Las deficiencias de piridoxina pueden provocar anemia, presión arterial alta, retención de agua, depresión y dermatitis. La piridoxina se puede encontrar en varios granos, vegetales de hojas verdes, hígado, huevos y carne.

Vitamina B7– La vitamina B7 también se conoce como biotina. La biotina es un cofactor en el metabolismo de los ácidos grasos y la leucina, y juega un papel en la regulación de los niveles de glucosa en sangre. La deficiencia en adultos generalmente no causa ningún síntoma; sin embargo, en los bebés puede causar problemas de crecimiento y trastornos neurológicos. La biotina se puede encontrar en una gran variedad de alimentos como el hígado, las legumbres, la soja, la leche, en pequeñas cantidades, pero se pueden encontrar concentraciones mayores en la jalea real y la levadura de cerveza.

   

Vitamina B9– La vitamina b9 también se conoce como ácido fólico. El ácido fólico es esencial para muchas funciones biológicas, como jugar un papel clave en el proceso de metabolismo para producir glóbulos rojos sanos y prevenir la anemia, disminuir los niveles de homocisteína y las enfermedades cardiovasculares. Algunas investigaciones también han mostrado evidencia de que el ácido fólico puede retardar los efectos de la edad en el cerebro. El ácido fólico es especialmente importante durante los embarazos, ya que una deficiencia en las mujeres embarazadas puede provocar defectos de nacimiento, por lo que a menudo se recomienda la suplementación durante el embarazo. El ácido fólico se puede encontrar en grandes cantidades en verduras de hoja, frijoles, guisantes, semillas de girasol, hígado y levadura de panadería.

Vitamina B12 – La vitamina B12 a veces se denomina cobalamina. La vitamina B12 ha sido un suplemento popular en las bebidas energéticas debido a su papel vital en el funcionamiento normal del sistema nervioso y el cerebro. Junto con el ácido fólico, la vitamina B12 ayuda a producir glóbulos rojos sanos. La vitamina B12 también juega un papel en el metabolismo de las células del cuerpo, incluida su regulación y síntesis, así como la síntesis y producción de energía de los ácidos grasos. La deficiencia de vitamina B12 puede resultar en anemia, la incapacidad del ADN para sintetizarse en la producción de glóbulos rojos, pérdida de memoria, aumentar las posibilidades de enfermedades cardiovasculares y otros defectos cognitivos. Debido a que la vitamina B12 solo se encuentra en la carne, los huevos, la leche y otros productos animales, los veganos deben complementar su dieta con vitamina B12 o comprar alimentos de origen vegetal que tengan vitamina B12 agregada.

Las vitaminas B son el segundo suplemento más importante que puede tomar, además de un multivitamínico para un cuerpo sano. Las vitaminas B son una parte esencial para obtener la mayor cantidad de nutrientes de su dieta y ayudar a su cuerpo a mantenerse con energía y saludable. Es muy difícil consumir las cantidades óptimas de cada vitamina B individualmente, por lo que es mucho más fácil y económico tomar un complejo de vitamina B. Incluso si no está seguro de si está consumiendo demasiada vitamina B específica, no puede sufrir una sobredosis porque se excreta fácilmente fuera del cuerpo. También con un complejo está utilizando el efecto sinérgico de todas las Vitaminas B, lo que significa una mejor digestión y absorción de grasas, proteínas y carbohidratos. Las vitaminas B deben tomarse después de una comida, pero no con la misma comida que toma su multivitamínico.

#Las #vitaminas #juegan #papel #esencial #metabolismo

Leave a Comment