Nuevos estudios sobre alimentos que inducen el sueño para el insomnio

Si escucháramos a escondidas mientras el “Padre de la Medicina” Hipócrates hablaba a sus estudiantes en el 400 aC, lo oiríamos decir: “Que tu comida sea tu medicina y tu medicina tu comida”. Estas palabras suenan aún más verdaderas hoy, cuando WorldHealth.net informa que cada año los medicamentos recetados lesionan a 1,5 millones de personas hasta el punto de requerir hospitalización. Los medicamentos para dormir, también conocidos como “hipnóticos”, vienen con su propio conjunto de efectos secundarios. Para aquellos que buscan opciones naturales, algunos estudios de investigación recientes han descubierto remedios alimenticios adicionales para el insomnio.

En un estudio de la Universidad de California en San Diego, los investigadores examinaron los efectos de los suplementos de potasio en la calidad del sueño. Un estudio controlado con placebo comparó una semana de suplementos orales de cloruro de potasio con una semana de cápsulas de placebo idénticas. Sus resultados fueron publicados en la revista “Sleep” y mostraron que el potasio aumentó significativamente la eficiencia del sueño debido a una reducción en “Waking After Sleep Onset”. Esto indica una mejora en la consolidación del sueño (menos interrupciones) con la suplementación de potasio.

Una de las fuentes más altas de potasio es el plátano, que contiene alrededor de 400 miligramos. Comer un plátano antes de acostarse o durante la noche puede ayudar a reducir la frecuencia de los despertares nocturnos. Otras fuentes de potasio incluyen papas al horno, semillas de girasol, espinacas, almendras y ciruelas pasas.

En otro estudio, publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los investigadores midieron el efecto que tienen los diferentes tipos de arroz como remedios para dormir. El arroz Mahatma (arroz bajo en carbohidratos) se comparó con el arroz jazmín (alto en carbohidratos) por sus efectos sobre la calidad del sueño. El arroz se comía cuatro horas antes de acostarse o una hora antes de acostarse. El estudio concluyó que una comida rica en carbohidratos resultó en un acortamiento significativo del tiempo necesario para conciliar el sueño, al comerla cuatro horas antes de acostarse.

El aceite de semilla de lechuga de jardín se ha utilizado en la medicina popular desde la antigüedad como ayuda para dormir. Un estudio de la edición de junio de 2011 de la Revista Internacional de Medicina General examinó la eficacia del aceite de semilla de lechuga en personas que tenían insomnio frecuente. Al final del estudio de una semana, dieciocho de los veinticinco pacientes que tomaron los suplementos de aceite de semilla de lechuga calificaron su insomnio como “mucho o mucho mejor”, mientras que solo cinco de las personas en el grupo de placebo informaron que dormían mejor. .

Comer una ensalada de lechuga con un poco de aceite de oliva saludable para el corazón por la noche puede ayudar al proceso de relajación cuando llega la hora de acostarse. Cuanto más oscuro es el color verde de las hojas, más rica es la lechuga en vitaminas y minerales.

Según William Sears, MD, “El mejor refrigerio a la hora de dormir es uno que tiene carbohidratos y proteínas, y quizás algo de calcio. El calcio ayuda al cerebro a usar el aminoácido triptófano para fabricar melatonina. Esto explica por qué los productos lácteos, que contienen tanto triptófano como calcio, son uno de los principales alimentos que inducen el sueño “.

Hipócrates lo resume todo diciendo: “Las fuerzas naturales dentro de nosotros son las verdaderas curadoras de la enfermedad”. Muchos remedios naturales tienen múltiples beneficios en el cuerpo, así que busque opciones naturales para aumentar su fuerza vital y su salud en general.

#Nuevos #estudios #sobre #alimentos #inducen #sueño #para #insomnio

Leave a Comment