Pautas de alimentación saludable para diabéticos

La vida de un diabético puede ser difícil para su dieta. Si una persona tiene diabetes, es importante que conozca la conexión entre el consumo de carbohidratos y el control de la diabetes. Una vez que los carbohidratos son sintetizados por el sistema digestivo, se convierten en azúcares y tienen un efecto directo sobre los niveles de glucosa en sangre. La dieta de un diabético debe mantener un delicado equilibrio de nutrientes y minerales esenciales. Es importante que los diabéticos sepan qué alimentos comer y cuáles evitar.

Elija verduras con alto contenido de fibra

Comer verduras ricas en fibra es bueno para los diabéticos, ya que la fibra no aumenta ni afecta los niveles de azúcar en sangre. Las verduras deben procesarse mínimamente e idealmente deben consumirse crudas. Entre las verduras ricas en fibra que son excelentes para los diabéticos se encuentran la coliflor, el apio, el pepino, las coles de Bruselas, el brócoli, las alcachofas, el repollo, la berenjena, los pimientos, las verduras y las espinacas.

Variantes de frutas sugeridas para diabéticos

Las frutas que tienen un alto contenido de fibra y fructosa son buenas para los diabéticos, ya que no afectan los niveles de azúcar en sangre. Las frutas crudas son las mejores para los diabéticos, ya que la mayoría de las frutas secas y enlatadas contienen altos niveles de azúcar. Las frutas sugeridas incluyen albaricoques, manzanas, arándanos, uvas, guayabas, kiwis, mangos, peras y granadas.

Sustitutos de carne y proteínas

Obtener cantidades adecuadas de proteínas debe formar parte de cualquier dieta, especialmente para los diabéticos. La proteína ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y proporciona energía. Si bien los productos cárnicos son generalmente las mejores fuentes de proteínas, los diabéticos deben limitar su consumo de carne y, en cambio, consumir más legumbres y pescado, que proporcionan ácidos grasos esenciales y proteínas. Los mejores sustitutos de la carne para los diabéticos incluyen ternera, cordero, pollo o pavo, pescados grasos como la caballa y el salmón, mariscos, huevos, frijoles, lentejas, soja y cantidades moderadas de leche y productos lácteos.

Limite el consumo de grasas no saludables

Los diabéticos también deben limitar su consumo de grasas no saludables como las grasas saturadas, así como reducir la ingesta de margarina, mantequilla y manteca vegetal. En cambio, los diabéticos deberían optar por grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, que se encuentran en la canola, el aceite de oliva y las nueces.

Cereales integrales

Los cereales integrales también sirven como una forma sabrosa de agregar buenos carbohidratos a su dieta. Elija cereales y panes integrales, salvado, cebada, trigo sarraceno, mijo y avena cortada en acero.

El hecho de que tenga diabetes no significa que ya no pueda tener suficiente comida sana y deliciosa. Un plan de alimentación saludable para diabéticos debería traducirse en consumir una amplia variedad de alimentos, en cantidades moderadas. Los diabéticos también deben ceñirse a horarios regulares de comidas y seguir una dieta que haga hincapié en verduras, frutas, cereales integrales y otros sustitutos saludables de la carne. Una dieta para la diabetes no debe ser restrictiva, sino que debe ofrecerle alimentos ricos en nutrientes y bajos en grasas y calorías.

#Pautas #alimentación #saludable #para #diabéticos

Leave a Comment