Prevención de caídas entre padres ancianos

Las caídas son la principal causa de muerte, lesiones e ingresos hospitalarios entre la población anciana. De hecho, solo el año pasado, más de 1.6 millones de personas mayores fueron tratadas en salas de emergencia por lesiones relacionadas con caídas. Varios factores contribuyen al hecho de que las personas mayores se caigan con mucha más frecuencia que las personas más jóvenes:

Falta de actividad física. No hacer ejercicio con regularidad da como resultado un tono muscular deficiente, disminución de la masa ósea, pérdida del equilibrio y reducción de la flexibilidad.

Problemas de vision. Esto incluye enfermedades de la vista relacionadas con la edad, así como no usar los anteojos recetados.

Medicamentos. Los sedantes, antidepresivos y antipsicóticos, además de tomar múltiples medicamentos, están implicados en un aumento del riesgo de caídas.

Enfermedades Las condiciones de salud como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer y la artritis causan debilidad en las extremidades, poca fuerza de agarre, trastornos del equilibrio y deterioro cognitivo.

Cirugías. Los reemplazos de cadera y otras cirugías dejan a una persona mayor débil, con dolor e incomodidad y menos móvil que antes de la cirugía.

Peligros ambientales. Un tercio de todas las caídas en la población anciana implica riesgos en el hogar. Los factores incluyen: mala iluminación, alfombras sueltas y falta de equipo de seguridad.

Sin embargo, las caídas no son una parte inevitable del envejecimiento. Muchas caídas se pueden prevenir haciendo que el hogar sea más seguro y utilizando productos que ayudan a mantener a las personas mayores más estables y con menos probabilidades de caerse.

Hacer el hogar más seguro

Los cuidadores pueden hacer varias cosas para que el hogar sea más seguro para su mamá o papá mayor.

· Instale barras de seguridad, barras de apoyo o pasamanos en la ducha o el baño.

· Coloque cinta antiadherente en el suelo de la bañera.

· Use un asiento elevador de taburete para que sea más fácil subir y bajar del inodoro.

· Instale al menos un pasamanos de escalera que se extienda más allá del primer y último escalón.

· Asegúrese de que las escaleras sean sólidas y tengan pasamanos resistentes.

· Asegúrese de que las escaleras estén bien iluminadas. Considere hacer que la iluminación de su hogar sea más brillante para ayudar a la visión.

· Asegúrese de que las alfombras, incluidas las de las escaleras, estén pegadas al piso.

· Quite las alfombras sueltas.

· Evite el desorden. Retire cualquier mueble que no sea necesario. Todos los muebles restantes deben ser estables y sin esquinas afiladas, para minimizar los efectos de una caída.

· Cambie la ubicación de los muebles, de modo que su padre anciano pueda agarrarse a algo mientras se mueven por la casa.

· No deje que los cables eléctricos se arrastren por el suelo. Instale enchufes de base adicionales para que no sean necesarios cables largos.

· Haga que sus padres usen zapatos o pantuflas antideslizantes, en lugar de caminar en calcetines.

· Asegúrese de que todas las habitaciones tengan la iluminación adecuada. Considere las luces sensibles al movimiento que se encienden cuando una persona ingresa a una habitación. Use luces nocturnas en todas las habitaciones.

· Mantenga los artículos de uso frecuente en gabinetes de fácil acceso.

· Use una herramienta de agarre para alcanzar los elementos fuera de su alcance, en lugar de una silla o una escalera de mano.

· Mantenga el termostato del calentador de agua a 120 grados F, o menos, para evitar escaldaduras y quemaduras.

· Limpie los derrames y retire los vidrios rotos inmediatamente.

Para obtener más información sobre el cuidado de su mamá o papá anciano, visite ageingcare.com.

#Prevención #caídas #entre #padres #ancianos

Leave a Comment