¿Qué es el herpes anal y cómo se trata el virus de forma eficaz?

El herpes anal es la formación de brotes virales en el área rectal. La transmisión de tiene generalmente las mismas características de cualquier otra forma del virus del herpes. El área se infecta cuando se hace contacto con una persona contaminada. Las ampollas suelen aparecer unas dos semanas después del contacto inicial.

Las ampollas se desarrollan en el borde del ano, pero es posible que los brotes se propaguen dentro del recto. En caso de que esto suceda, se puede desarrollar colitis, la inflamación crónica de la membrana que recubre su colon, intestino o intestino. Aunque es doloroso experimentar cualquier tipo de herpes. los brotes anales tienden a ser excepcionalmente dolorosos como resultado de la irritación que le causa durante las evacuaciones intestinales. Durante los brotes, la sangre y la mucosidad a menudo se expulsan con las heces.

La principal causa de transmisión del herpes al ano es a través del sexo anal. Puede transmitirse del ano al pene o del pene al ano. El uso de medidas de protección como condones reduce en gran medida la posibilidad de contraer herpes anal, aunque los condones no siempre cubren el área infectada en su totalidad. Participar en las relaciones sexuales con una pareja que ha sido infectada con herpes conlleva ciertos riesgos inevitables, y el tema debe discutirse antes de cualquier tipo de relación sexual.

Al igual que el herpes genital, los síntomas anales son similares. El brote inicial suele ser el peor y, después de reconocer que tiene herpes anal, los brotes posteriores son bastante fáciles de identificar. Antes de un brote, el área infectada suele causar picazón o dolor. Algunas personas desarrollan síntomas similares a los de la gripe antes y durante los brotes. Comenzarán a formarse pequeñas protuberancias rojas en la región anal.

Estos bultos pronto se convierten en ampollas que se llenan de un líquido rojo, blanco o transparente. En algunos casos, el las ampollas permanecerán intactas y sanarán sin formar costras, pero la mayoría de las veces se ulceran y supuran líquido. Al poco tiempo, las ampollas ulceradas se secan y forman costras. Una vez que las costras se curan y se caen, el episodio se completa. El tratamiento debe administrarse a las primeras señales de advertencia de que puede ocurrir un brote, preferiblemente antes de que se desarrollen ampollas.

El tratamiento del herpes anal es compatible con el de cualquier otra forma de herpes genital. Se debe buscar tratamiento médico si es evidente la posibilidad de contracción del virus. Una vez que se ha llegado al diagnóstico, hay varias opciones de tratamiento disponibles.

La opción de tratamiento más popular actualmente son los medicamentos recetados como Valtrex. Estos medicamentos a menudo disminuyen la frecuencia y la gravedad de los brotes, pero a menudo van acompañados de efectos secundarios desagradables. Las cremas tópicas se utilizan para remediar el malestar de los síntomas.

Las opciones de tratamiento natural son cada vez más populares y Olive Leaf, Andrographis y Echinacea Se sabe que aumentan el apoyo del sistema inmunológico lo suficiente como para disminuir drásticamente el número de brotes que ocurren. Cuando se combina con vitamina C y zinc, se sabe que la lisina acelera significativamente el proceso de recuperación. El gel de aloe vera ayuda enormemente en el manejo del dolor del herpes anal y los aspectos de incomodidad de las lesiones.

#Qué #herpes #anal #cómo #trata #virus #forma #eficaz

Leave a Comment